Cultura organizacional ¿Cómo implementarla?

En primer lugar,  la cultura organizacional es el conjunto de normas y valores que rigen una empresa. En otras palabras, podríamos decir que la cultura organizacional es la personalidad que constituye una empresa.

Esto es de suma importancia porque rige las relaciones internas, las políticas de bienestar y el clima general del ambiente laboral.    

Al establecer claramente la cultura organizacional con la cual se rige la empresa hace que los colaboradores puedan identificarse más fácilmente con ella y seguir los valores de la misma, de igual manera le sirve a las organizaciones para detectar talentos que se ajusten al perfil de trabajo y desempeño.

Podrás estarte preguntando ¿cómo puedo darle forma a la cultura organizacional de mi empresa u organización? Aquí te dejamos los principales elementos que deberías de tomar en cuenta.

Elementos de la cultura organizacional

  • Normas organizacionales
  • Estructuras de poder o tipo de liderazgo 
  • Relación con los colaboradores
  • Los valores de la organización

Normas organizacionales

Las normas organizacionales comprenden las pautas, lineamientos y principios a seguir de la empresa en diferentes áreas. Algunos ejemplos de estas normas o regulaciones son:

  • Salario
  • El código de conducta y ética. 
  • Los procedimientos operativos.
  • La misión y visión. 

Estructuras de poder

Relaciones de poder son las que definen el clima de la empresa, es por esto que es de suma importancia tenerlas en cuenta a la hora de implementar la cultura organizacional. También es importante mencionar la relevancia de la comunicación entre toda la planilla para que todas las áreas puedan funcionar adecuadamente. Los tipos de relaciones que existen en el ámbito laboral son:

  • Verticales: Las que se establecen en jerarquía. 
  • Horizontales: Aquellas que no cuentan con una jerarquía y se habla de un par.  
  • Ajenas: Clientes y proveedores.

Valores

Finalmente, los valores son los que establecerán las dinámicas sociales tanto con los colaboradores como con los clientes, es imprescindible establecer los valores que regirán la organización para poder establecer las líneas de acción y conducta. De igual manera, poder determinar si un cliente o colaborador podrá ser un buen elemento para el clima organizacional de la empresa. 

Por lo tanto, la cultura organizacional y su importancia, puedes establecer la propia, sin importar que tan pequeña o grande sea tu organización, sin duda el cimentar bien los principios te ayudarán a que esta crezca en la dirección correcta y evitar errores en el camino.